Beneficios de la manzanilla

La flor seca de manzanilla dulce es una droga medicinal antiquísima conocida en el antiguo Egipto, Grecia y Roma. La popularidad de la manzanilla creció en la Edad Media, cuando las personas la tomaron como remedio para muchas quejas médicas, incluyendo el asma, cólicos, fiebres, inflamaciones, enfermedades de niños, enfermedades de la piel, nauseas, enfermedades nerviosas y cáncer. Como un remedio popular, se pudo pensar que era la contraparte europea al gingseng.

Investigación recientes y en curso han identificado las propiedades antialergénicas, antiinflamatorias, antibacteriales y tranquilizantes específicas de la manzanilla dulce, lo que valida su arraigada reputación. Esta atención parece haber aumentado la popularidad de la planta y, actualmente, se le incluye como una droga en la farmacopea de 26 países.

La manzanilla dulce se ha usado durante siglo en tés como una ayuda para contraer un sueño tranquilo y relajante; tratamiento contra  resfriados, fiebre, enfermedades estomacales; y como un antiinflamatorio, para nombrar solo algunos de sus usos terapéuticos. Una extensa investigación científica durante los últimos 20 años confirmó muchos de los usos tradicionales de la planta, y estableció mecanismos farmacológicos para la actividad terapéutica de la planta, incluyendo la actividad antipeptica, antifúngica, antiespasmódica, antipirética, antibacteriana, y antialérgica.

Además del uso medicinal, la manzanilla dulce disfruta de un uso difundido, en especial en Europa y Estados Unidos, como té refrescante y como ingrediente en numerosas preparaciones cosméticas y externas. Rob McCaleb, Presidente de Herb Research Foundation en Boulder, Colorado, cree que cada año se beben más de un millón de tazas de té de manzanilla en todo el mundo, lo que lo hace, probablemente, el té herbal más consumido.

Aunque es mejor conocida por ser un relajante muscular y antiespasmódico, también se cree que la manzanilla dulce tiene capacidades antisépticas y antiinflamatorias. Las propiedades curativas de la planta vienen de sus flores, que tienen apariencia de margaritas, las cuales contienen aceites volátiles (como bisabolo, óxido de bisabolol A y B, y matricina) La manzanilla puede usarse tanto interna como externamente. Como un remedio popular, se llegó a pensar que era la contraparte europea al gingseng.

Exactamente, la manzanilla puede:

  • como té, puede usarse contra el lumbago, problemas reumáticos y sarpullidos.
  • como ungüento, puede usarse para las hemorroides o heridas.
  • como un vapor, puede usarse para aliviar los síntomas del resfriado o el asma.
  • alivia la agitación, dolores en los dientes y cólicos en niños.
  • trata la gastritis y colitis ulcerosa
  • alivia el malestar de la mañana durante el embarazo.
  • reduce la inflamación y facilita el movimiento intestinal sin ser directamente un purgante.
  • puede usarse como lavado o compresa para problemas cutáneos e inflamaciones, incluyendo inflamaciones del tejido mucoso.
  • controla el insomnio. Los efectos de relación de músculos y de sedante suave de la manzanilla pueden ayudarles a aquellos que sufren de insomnio a que duerman más fácilmente.
  • promueve la relajación general y alivio del estrés. Estudios en animales muestran que la manzanilla contiene sustancias que actúan en las mismas partes del cerebro y sistema nervioso que las drogas antiansiedad. Sin embargo, nunca deje de tomar los medicamentos prescritos sin consultar a un doctor.
  • Trata la enfermedad diverticular, problemas de colon irritable y varias enfermedades gastrointestinales. Las conocidas acciones antiinflamatorias y antiespasmódicas de la manzanilla relajan los músculos suaves que recubren el estómago y el intestino. La hierba puede, por lo tanto, ayudar a aliviar las nauseas, quemaduras solares y flatulencias relacionadas con el estrés. También puede ser útil en el tratamiento de desórdenes diverticulares y enfermedades inflamatorias del intestino como la enfermedad de Crohn.
  • alivia sarpullidos cutáneos (incluido el eczema), quemaduras menores y quemaduras solares. Usada como loción o agregada en forma de aceite a un baño frio, puede calmar la picazón del eczema y otros sarpullidos, también reduce la inflamación en la piel. También puede acelerar la curación y prevenir infecciones bacterianas.
  • trata la inflamación e infección ocular. El té frío de manzanilla puede usarse en una compresa para ayudar a relajar los ojos irritados y cansados, incluso puede tratar la conjuntivitis.
  • alivia alergias, igual que lo haría un antihistamínico.
  • ayuda a la digestión cuando se toma como té después de las comidas.
  • acelera el sanado de úlceras cutáneas o quemaduras.
  • cura irritaciones en la boca y previene enfermedades en las encías. Un lavado bucal con manzanilla puede ayudar a aliviar inflamaciones en la boca y a mantener las encías saludables.
  • recude los dolores menstruales. La supuesta habilidad de la manzanilla para relajar los músculos suaves del útero ayuda a aliviar la incomodidad de los calambres menstruales.

Indicaciones y efectos secundarios de la manzanilla

Nombres latinos: Matricaria recutita, Chamomilla recutita

Nombres comunes: bastardilla, camomila, chamomilla, chamomilla común, manzanilla de Alemania, manzanilla húngara, manzanilla dulce, manzanilla loca

Propiedades sugeridas: antialergénica, antibacterial, antiinflamatoria, antipeptica, antipirética, emenagoga, antiséptica, antifúngica, antiespasmódica, antihelmíntica, carminativa, diaforética, sedante, estomacal

Recomendada para: ayudar a la digestión, ayudar con el sueño, alivio de alergias, asma, infecciones bacteriales, quemaduras mejores, enfermedad de Crohn, cólicos, refriados, conjuntivitis, enfermedades diverticulares, eczema, inflamación e infección ocular, facilitar el movimiento intestinal, gastritir, problemas gastrointestinales, hemorroides, acidez, insomnio, problemas de intestinos irritables, lumbago, calambres menstruales, nauseas, enfermedades nerviosas, quemaduras y quemaduras solares, úlceras pepticas, sarpullidos, aliviar la enfermedad de la mañana, agitación, inflamación, enfermedades inflamatorias de los intestinos, problemas reumáticos, úlceras cutáneas, flatulencias relacionas con el estrés, alivio del estrés, problemas con los dientes, colitis ulcerosa, heridas.

Si sufres de alergias a las plantas de la familia Compositae (un gran grupo que incluye flores como la margarita, ambrosía, áster, crisantemos), debes ser cuidadoso sobre su uso. Aunque ha habido reportes aislados de reacciones alérgicas que causan sarpullidos en la piel y obstrucción bronquial, la mayoría de las personas pueden usar esta hierba sin problemas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *