Cómo bajar la fiebre a los niños rapidamente.

Cuando un niño tiene fiebre, en vez de darle una medicina, se deben probar algunos remedios caseros para bajarla. Este artículo te guiará para reducir naturalmente la fiebre en niños con unos simples pasos.

Lo importante que hay que tener en mente para reducir la fiebre es bajar la temperatura corporal y prevenir la deshidratación. Lo primero que se debe hacer es tomar la temperatura del niño. Prueba estos remedios si tu niño tiene fiebre menor a 39.4 °C; de lo contrario, consulta a un doctor.
De hecho, una temperatura menor a 39.4 °C es beneficiosa ya que mata los microbios que entran al cuerpo. Esta fiebre se conoce como fiebre de bajo grado y tiene que tratarse en caso de que se recurra continuamente, ya que una fiebre de bajo grado persistente indica otros problemas de salud serios. Si tienes un niño de menos de 6 meses de edad y tiene fiebre de 38.3 °C o mayor, consulta a un doctor.

Cómo reducir la fiebre en niños pequeños de manera natural

Paso 1: Vístelos con ropa ligera

El primer paso es vestirlos con ropa ligera o quitarles la ropa. Esto permite la pérdida de calor por la piel. No cubras ni los pies ni la cabeza del niño, ya que esta son las partes del cuerpo por las que escapa el calor.

Paso 2: Dales agua

Es muy importante mantener al niño hidratado, ya que la deshidratación sucede cuando se tiene fiebre. Mantén una botella de agua cerca de la cama del niño y asegúrate de que la tome. El agua ayuda a bajar la temperatura corporal y repone el contenido de fluidos del cuerpo que se pierde debido a la fiebre. También le puedes dar jugos de frutas frescos o frutas frescas como sandía y pepino. Estas frutas son nutritivas y tienen más de 90 % de contenido de agua.

Paso 3: Usar tiras frías

Pon agua del grifo en dos tazones y remoja tiras de algodón en uno de ellos. Escúrrelas y ponlas en la frente y pies del niño. Después de 2 o 3 minutos, retira las tiras y remójalas en el segundo tazón, luego escúrrelas. Remójalas de nuevo en el primer tazón y repite todo el proceso. Como alternativa, puedes darle al niño un baño de esponja. Desviste al niño, remoja una esponja en agua tibia y luego lava todo el cuerpo con la esponja. Este método es una solución efectiva. Usar tiras de algodón o dar baños de esponja ayuda de gran manera a reducir la fiebre de forma natural en el niño.

Paso 4: Pasta para frotar

La creencia de que usar papas, ajo o clara de huevo ayuda a bajar la fiebre está muy difundida. Puedes probar con cualquiera de los remedios caseros que se mencionan más adelante.

Prepara una pasta de dientes de ajo frescos y aplica más o menos ¼ de pulgada de esta en una gasa. Unta aceite de oliva en los pies del niño para prevenir cualquier irritación por el ajo. Aplica estas compresas con la pasta de ajo en la planta de los pies del niño y mantenlas en su lugar amarrándolas con una gaza. Asegúrate de no cubrir por completo los pies, ya que para que escape el calor se necesita algo de espacio. Puedes dejar estas compresas toda la noche.

También puedes probar un remedio con claras de huevo para reducir la fiebre en niños. Toma dos paños, remójalos en claras de huevo y cubre la planta de los pies del niño con estos, asegura los paños en el lugar amarrándolos con una gasa. La clara de huevo tiene una capacidad sorprendente para bajar instantáneamente la temperatura corporal. La clara de huevo es muy efectiva, pero si no tienes huevos puedes usar compresas de pasta de cebolla o papa. Igual que con las compresas de ajo, usa gasa para amarrarlas alrededor de los pies del niño.

Estas fueron las medidas que puedes usar para reducir la fiebre en niños. También permite que el niño descanse y no dejes que se mueva mucho, ya que el movimiento aumenta la temperatura corporal.

Dejar un comentario