Remedios caseros para aliviar la próstata agrandada

¿Sufres de próstata hinchada? Si es así, queremos comentarte que es posible tratarla de manera natural desde tu casa. La próstata es una glándula parte del sistema reproductor masculino y no es solo parte importante en tu vida sexual sino en tu habilidad para orinar. Cuando algo anda mal con la glándula, puede afectar ambas facetas.

Diagnóstico apropiado de próstata agrandada

Si sospechas que algo anda mal con tu próstata, o incluso si su desempeño sexual ha decaído o sientes inconvenientes al orinar, es importante saber si la próstata tiene algo que ver con eso. Además, que si es cuestión de la próstata, determinar también qué la está haciendo malfuncionar.

Seguro tu médico te sugerirá ir al urólogo para realizar algunos exámenes. Es necesario diagnosticar tu condición para poder tomar el tratamiento adecuado. Incluso, si decides tomar remedios caseros o fórmulas naturales, también es bueno que consultes con un médico para que conozcas todas tus opciones.

Dieta saludable y estilo de vida

En general, si sufres de próstata agrandada,   lo primero que hay que hacer es mantener una dieta saludable y buenos hábitos de estilo de vida. Frecuente ejercicio, tanto regular como kegel y una dieta balanceada rica en frutas y vegetales, granos enteros, más proteínas y grasas saludables, pueden juntos ayudar a mantener tu cuerpo en balance y a mantener tu próstata sana. Es importante, además, tomar abundante líquido.

La palma enana americana y otras hierbas

La palma enana americana (muy conocida como “saw palmetto”) o Serenoa repens, como es conocido para la comunidad científica, es la planta número uno en contra de los problemas de próstata, en especial, la hiperplasia de próstata benigna o próstata agrandada. La principal razón es porque se ha podido determinar que puede inhibir la hormona que causa el agrandamiento en primer lugar. Consulta con tu doctor antes de empezar a usarla para estar seguro. Otras plantas benéficas son el ciruelo africano o la ortiga mayor, aunque la palma enana sea siempre la opción principal.

Vitaminas y minerales

También hay muchas vitaminas y minerales que ayudan con la próstata agrandada. El licopeno, especialmente, que es parte de la familia de los betacaroteno y está presente en el tomate y productos derivados, y el zinc, presente en comidas como las semillas de calabaza. También es buena idea suplementos minerales y multivitamínicos para estar seguro que el cuerpo tiene lo que necesita para mantenerse sano. En últimas, también puedes tomar suplementos de aceite de semillas de calabaza.

Una estrategia de estilo de vida

El éxito en lidiar con una próstata agrandada está en tener una estrategia global de estilo de vida. Llevar un estilo de vida saludable, como no tomando nunca en exceso y dejar atrás el cigarrillo, además de tomar suplementos herbales y muchas vitaminas y minerales te ayudarán considerablemente con tu problema de próstata.

Dejar un comentario