Síntomas y causas de tener piedras en los riñones

Los cálculos renales o piedras en los riñones están conformados por minerales y sales mezclados en la orina que se juntan para darle forma a  pequeñas piedritas. También pueden ser sumamente pequeños como diminutos granitos de arena, por otra parte   pueden ser tan grandes como canicas o inclusive del tamaño de hasta 3 cm de diametro. Puede que permanezcan en tus riñones como puede que salgan de tu cuerpo a través del tracto urinario. El tracto urinario es el sistema que produce la orina y la expulsa fuera de tu cuerpo. Los cálculos son producidos por los riñones, los tubos que conectan los riñones con la vejiga (el uréter), la vejiga y el tubo que lleva de la vejiga hacia el exterior del cuerpo (es la uretra).

Cuando un cálculo viaja por el uréter, puede que no cause dolor, como también puede que sí lo cause y traiga consigo otra serie de síntomas.

¿A que se deben los cálculos renales?

Los cálculos renales o piedras en los riñones se forman cuando se da el cambio en los balances normales de los minerales, del agua y las sales, entre otras sustancias que están presentes dentro de la orina que filtra nuestro cuerpo. La causa más común de estas piedras en los riñones o los cálculos es no tomar suficiente agua para diluir las sales. Trata de tomar suficiente agua como para que la orina salga de un color amarillo tipo claro o incluso casi tan clara como el mismo agua (de 8 a 10 vasos de agua al día). Otras personas son propensas a tener cálculos por condiciones médicas, como la gota.

Los cálculos renales pueden ser hereditarios. Si alguien en tu familia sufrió de cálculos, probablemente tú también lo padezcas.

¿Cuáles son algunos de los síntomas de tener piedras en los riñones?

Los cálculos no suelen causar dolor mientras permanecen en los riñones, sin embargo pueden causar repentinos dolores fuertes mientras viajan de los riñones hacia  la vejiga en donde luego son expulsados por el cuerpo.

Llama al doctor tan pronto sospeches que tienes cálculos renales. Está pendiente de fuertes dolores a los lados abdominales, la ingle u orines de coloración rosada o roja. También puede que te sientas enfermo del estómago (náuseas) y vomites.

¿Cómo se diagnostica esta enfermedad en los riñones?

En principio, sabrás con seguridad que sufres de cálculos cuando un doctor así lo dictamine. El doctor te hará preguntas sobre dolores en el estómago, a los costados abdominales y sobre tu estilo de vida. El médico te examinará y seguramente te tomará rayos X y ultrasonidos para tener imágenes de tus riñones y del tracto urinario.

Probablemente necesites más exámenes en caso que tengas más de 1 cálculo o para saber si hay antecedentes en tu familia. Para encontrar la causa de tus cálculos, el doctor te mandará exámenes de sangre y te pedirá que recojas muestras de tu orina por un periodo de 24 horas. Esto ayudará al doctor a determinar si vas a padecer de cálculos en algún futuro próximo.

En teoría, los cálculos renales no causan ningún dolor. Si este es el caso, sabrás que el cálculo es el causante cuando tú médico lo determine.

¿Cómo son tratados?

En la mayoría de estos casos de cálculo, el doctor ordena cuidados en casa. Seguramente necesitarás tomar analgésico y deberás tomar suficiente agua para no deshidratarte. También es probable que te den una medicina para ayudar a expulsar el cálculo del cuerpo.

Si una piedrita, como se le conoce, es muy grande para pasar  a través de todo el sistema de filtrado del cuerpo por sí solo o si está atascado dentro del tracto urinario, tal vez necesites más tratamiento médico profesional. Entre 1 y 2 de 10 casos de cálculos requieren más de un solo tratamiento, estas son buenas noticias para la mayoría de nosotros, que como dice el dicho “es mejor prevenir que lamentar”.

El tratamiento más común en estos casos es la litotricia extracorpórea por ondas de choque (LEOC). Este método utiliza ondas de choque para desfragmentar un cálculo grande en pequeños pedazos. Los fragmentos pueden fácilmente salir de tu cuerpo a través de la orina. En otros casos, el doctor tendrá que remover el cálculo o poner en el uréter un pequeño tubo plástico flexible para mantener el conducto abierto mientras el

¿Cómo prevenir que se formen los cálculos renales?

Luego de haber padecido de cálculos renales, eres una persona en la cual serás más propenso a padecer esta enfermedad nuevamente. Puedes prevenirlos tomando abundantes líquidos, tanto como para que tu orina salga amarilla clara o casi transparente. Toma de 8 a 10 vasos de agua al día. Seguramente tendrás que comer ciertas comidas con menos frecuencia. El doctor complementará estas precauciones con algunas medicinas que prevengan que se formen nuevos cálculos.

Dejar un comentario