Jarabe expectorante de cebolla para calmar la tos

¿Cómo preparar este jarabe expectorante de cebolla para la tos?

Es posible que las propiedades de los ingredientes utilizados en este jarabe expectorante estén detrás de su efecto calmante contra la tos. De todos modos, hay que considerar que es un remedio complementario y no un tratamiento de primera elección.

La tos puede tener su origen en alergias y procesos infecciosos que deben ser abordados por el médico. Por eso, para un alivio óptimo, lo mejor es consultar al profesional y seguir sus indicaciones. Con esto claro, veamos en detalle la receta.

Ingredientes

  • 3 cebollas.
  • El zumo de 3 limones.
  • 3 cucharadas de miel de abeja (45 g).

Preparación

  1. Ralla la cebolla o pícala en un procesador de alimentos.
  2. Ahora escurre el jugo y mézclalo con la miel de abejas en partes iguales.
  3. Para terminar, incorpora el zumo de los limones y deja reposar la preparación durante 2 horas.
  4. Pasado el tiempo indicado estará listo para su consumo.
  5. Toma de 3 a 4 cucharadas durante 7 días.

Receta alternativa

Otra forma de utilizar la cebolla como aliada contra la tos es mediante la preparación de un té. En este caso, realiza los siguientes pasos:

  1. Corta la cebolla en 4 partes y ponla a hervir en agua a fuego lento.
  2. Cuando esté cocida, déjala reposar durante 1 hora.
  3. Luego, cuela la bebida y agrégale 2 cucharadas de miel.
  4. Toma medio vaso, 2 veces al día, hasta sentir una mejoría.

Recomendaciones para el consumo seguro del jarabe expectorante de cebolla para la tos

Para la mayoría de los adultos sanos y niños, el jarabe expectorante de cebolla se considera seguro. Por supuesto, su ingesta debe ser moderada y puntual. No obstante, no debe suministrarse en menores de un año debido al riesgo de botulismo.

Tampoco se aconseja su consumo en personas con hipoglucemia, diabetes y antecedentes de intolerancias a la cebolla. Debido al riesgo de interacciones, no debe tomarse de forma simultánea con medicamentos anticoagulantes.